/25 de noviembre: Luchemos por no contar a ninguna más

25 de noviembre: Luchemos por no contar a ninguna más

Hoy, 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género, para denunciar y erradicar la violencia que sufren las mujeres y las niñas en todo el mundo.
La violencia de género ha sido y sigue siendo una de las manifestaciones más claras de la desigualdad, subordinación y de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. En pocas palabras, es la violencia ejercida por los hombres hacia las mujeres por el mero hecho deserlo, sea en el contexto que sea y sea cual sea su relación.

A escala mundial, el 35% de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima o violencia sexual perpetuada por una persona distinta a su pareja.
Cada día 137 mujeres son asesinadas por miembros de su propia familia.
En 2019, una de cada cinco mujeres de 20 a 24 años se había casado antes de cumplir los 18.
Las mujeres adultas representan cerca de la mitad (el 49%) de las víctimas de la trata de seres humanos detectadas a nivel mundial. Quince millones de niñas adolescentes de 15 a 19 años han experimentado relaciones sexuales forzadas en todo el mundo.

En la Unión Europea, una de cada diez mujeres denuncia haber experimentado ciberacoso desde los 15 años de edad. En cinco regiones, el 82 por ciento de las parlamentarias denunció haber experimentado algún tipo de violencia sexual durante su mandato.
Estos, son datos de ONU Mujeres, el organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dedicado a fomentar el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género. A día de hoy, las mujeres nos encontramos bajo el llamado «techo de cristal», una barrera (invisible) que dificulta a las mujeres tener acceso a los puestos de alta dirección. Solo un 24,3 % de parlamentarios nacionales de mujeres en febrero de 2019, lo que significa que la proporción de mujeres parlamentarias ha aumentado muy lentamente desde 1995, cuando se situaba en un 11,3 %.
España es el país europeo con mayor demanda de sexo pagado y el tercero a nivel mundial. El 39% de los varones españoles ha pagado alguna vez por sexo, según la ONU. La prostitución y la pornografía son también formas de violencia de género, pues esconden la trata de personas con fines de explotación sexual, la esclavitud del siglo XXI.
Desde el año 2019 hasta el día de hoy, se han registrado 39 mujeres asesinadas por violencia de género. Desde el 1 de enero de 2003 que se comenzó a hacer este registro, han sido asesinadas1074 mujeres y 20 menores. Desde que se desató el brote de COVID-19, los nuevos datos e informes revelan que se ha intensificado todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, sobre todo, la violencia en el hogar. El número de llamadas a las líneas telefónicas de asistencia (016) se ha quintuplicado en algunos países. La restricción de movimiento, el aislamiento social y la inseguridad económica elevan la vulnerabilidad de las mujeres a la violencia en el ámbito privado en todo el mundo.

En este día debemos recordar a Ana Orantes, víctima de violencia de género que expuso en una entrevista televisiva la violencia a la que había sido sometida por parte de su exmarido durante cuatro décadas. Trece días después del testimonio en televisión fue quemada viva por su maltratador. Esta tragedia fue el revulsivo que hizo que la sociedad tomara conciecia y se comenzara a visibilizar la violencia machista, además de remodelar el Código Penal.

Noelia Barrera Crespo

Graduada en Trabajo Social