/Avenida no concede regalos, ni aunque se acerque la Navidad

Avenida no concede regalos, ni aunque se acerque la Navidad

Esta tarde-noche, en el encuentro que precede a unas “no vacaciones”, las azulonas se han impuesto, de nuevo, con rotundidad a un Campus Promete que venía en ascenso, 44-75. Otro de esos partidos, como sucediera hace apenas tres días, madurado, cocinado a fuego lento y, a pesar de los fantasmas de la posibilidad de una mente disipada por la cercanía de las fiestas, con mucha seriedad en gran parte del encuentro. Una vez más, con aportación colectiva, con minutos para todas y con la actitud que requería un encuentro peligroso, y con Nina y Lou como más destacadas, con 14 y 15 puntos cada una. 

Hagamos un parón antes de empezar para una “nota a pie de página”. Mirando al quinteto, Silvia salía de inico, poca noticia a priori, pero sí lo era viendo cómo se levantaba la capitana de Avenida. Sin poder mover el cuello apenas un milímetro a su izquierda, la de Montgat no decía, nunca lo hace, que no a jugar. Y jugó, y salió y dirigió y defendió. Defensa fue, precisamente, la clave en el incio. No estaban las azulonas acertadas, por lo que fuera, de cara al aro, pero atrás el equipo salió con las pilas puestas. A Promete le costaba Dios y ayuda alcanzar siquiera el aro con lanzamientos cómodos y sólo errores, a prior, sencillos, privaban a Avenida del despegue deseado. Aún así, con un par de arreones de Lou y Hayes se marchaban las azulonas con con 10-18 tras diez minutos. 

Intercambiaron errores y aciertos los dos conjuntos en el arranque de segundo parcial. Movía mucho el banquillo Roberto Íñiguez, dando minutos a todas, aunque las molestias y la ausencia de Gajic tampoco permitían demasiadas florituras en ese aspecto. Las incorporaciones de Andrea o Leo, en defensa y ataque, no permitían la relajación y, cuando asomaba el descanso, llegó el latigazo esperado de Perfumerías Avenida para, en cuanto se encontró el aro, comenzar a abrir hueco al marcador, rubricado con un triple sobre la bocina de Lou tras una asistencia de jugada fabricada por Hayes, 24-41 al descanso. 

No estaba el partido definido, ni mucho menos. Y así lo dejó claro Promete desde inicio. Su apuesta se llamaba Diarra que se hinchaba a capturar rebotes bajo el aro rival y a culminar. La respuesta fue también inmediata. El tiempo  muerto de Roberto puso las pilas y Nina cogió el testigo para comenzar su idilio con el aro en el tercer parcial, bien secundada por otro triple de Lou. La tranquilidad regresaba con la renta por encima de los veinte puntos, pero Campus Promete seguía  sin desfallecer. Laia Flores hacía daño en cuanto el partido se trabaja por las faltas y el contacto. 40-57 a falta de diez minutos.

Y no hubo más partido, Avenida no lo permitió. De hecho, las últimas esperanzas quedaron sepulatadas con un 44-60. Sí, 44-60. De ahí al final, todo lo anotó un Avenida que incorporó a la fiesta a Hof, oculta hasta el momento. Un par de acciones de calidad de la holandesa fueron la nota vistosa del último parcial, en el que, ahora sí, las riojanas ya arrojaron la toalla ante la intensidad perfumera. 17, pues, victorias. Ninguna derrota. La cena de Nochebuena, el único momento de asueto de estas Navidades, está bien ganada. 

CAMPUS PROMETE 44- PERFUMERIAS AVENIDA 75 (10-18, 14-23, 16-16, 4-18)

Promete: Flores (10), Estebas (0), Knezevic (6), Weaver (4), Diarra (14). Jugaron también: Barneda (5), Alarcón (5), Kovaceivc (0), Tumina (0), Lozano (0), PArdo (0)

Avenida: Domínguez (3), Hayes (0), K Samuelson (8), L Samuelson (15) y Hof (7), Jugaron también: Milic (14), Rodríguez (8), Vilaró (7), Cazorla (4), Diallo (0)