/¿Cómo viviremos el segundo verano con Covid-19?

¿Cómo viviremos el segundo verano con Covid-19?

Somos muchos los que el año pasado pensábamos que este verano retomaríamos los viajes, las fiestas o los encuentros familiares de la misma manera que lo hacíamos antes de la pandemia. Pero este año no será así.

La OMS afirma que la situación es preocupante y advierte ante el posible aumento de contagios de coronavirus. La suspensión del estado de alarma prevista para el 9 de mayo trae consigo la esperanza de reavivar algunos de los sectores más perjudicados por la pandemia, especialmente durante el periodo estival. 

Como ya se ha anunciado antes, España mantiene su previsión de que el 70% de la población esté vacunada durante el verano. Es la proporción necesaria para alcanzar la inmunidad de rebaño, según se indicaba a comienzos de la pandemia. 

Sabiendo esto, ¿Cómo se vivirá el próximo verano 2021?

El presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López, tiene algunas dudas de que para el verano esté vacunado el 70% de la población española. «Tiene que cambiar mucho la disponibilidad de vacunas y la producción para cumplir lo que dice el Gobierno». Cómo será la vida el próximo verano dependerá de la tasa de incidencia del virus y del nivel de vacunación.

Aún así, varios expertos prevén tres escenarios: 

  1. Rebrotes debido al aumento de la movilidad. 

Tras el final del estado de alarma la medida generará un número considerable de rebrotes debido al aumento en la movilidad. Un aumento en la circulación del coronavirus se asocia a un aumento en su variabilidad mientras más se transmite y se replica. Con parte de la población inmunizada, se genera una presión selectiva para que aparezcan nuevas variantes que amenazarían incluso a quienes ya se han vacunado.

  1. Como consecuencia a este aumento de casos, posible cierre de la hostelería. 

Un error en la prevención de los contagios podría provocar rebrotes que obligarían a volver a cerrar hoteles, bares y restaurantes.

  1. La presión hospitalaria podría subir con gente más joven.

Uno de los pronósticos que comparten los expertos, es el cambio de perfil del hospitalizado, que será más joven. La mayoría de los mayores de 60 años serían inmunados por completo o parcialmente. Sin embargo entre los 40 y 60 podrían ocupar masivamente los hospitales y las UCI. 

Manuel Diego Berrocal