/Día de la educación ambiental, ¿cuál es su función?

Día de la educación ambiental, ¿cuál es su función?

La sensibilización y concienciación son dos herramientas fundamentales a la hora de transmitir información de cualquier tipo a nuestra sociedad. Es por ello por lo que la educación ambiental se centra en concienciar y sensibilizar a la población por medio de la enseñanza y la comunicación de información veraz y real. La educación ambiental tiene una función primordial a la hora de dar a conocer las consecuencias del cambio climático en nuestro entorno, así como transmitir los valores fundamentales de nuestro medio ambiente: de él obtenemos los recursos ecosistémicos para realizar nuestras necesidades como seres humanos; se extrae el capital natural para nuestra supervivencia con el fin de satisfacer nuestro estilo de vida de la mejor manera posible.

Hoy, 26 de enero, se celebra el día mundial de la Educación ambiental. Esta técnica tan vital para el mantenimiento sostenible del medio ambiente se centra sobre todo a formar y mentalizar a las personas, especialmente a los jóvenes. A partir de esta acción se pretende conseguir que las personas reflexionen sobre los problemas ambientales, que descubran cómo afecta a la comunidad, que promuevan la comunicación y socialización, que busquen soluciones para la conservación de la biodiversidad, etc.

La educación ambiental también se basa en campañas y proyectos destinados a desarrollar pequeñas y grandes acciones en beneficio con la preservación del medio ambiente. Por lo tanto, uno de los objetivos más importantes es conseguir que exista una relación entre la sociedad y la naturaleza en aras a un desarrollo sostenible. Con esto se consigue la mejora de la calidad de vida en nuestro planeta mediante el respeto hacia el medio ambiente. 

La actual crisis ecológica y medioambiental con fuertes desigualdades mundiales en las condiciones de vida de sus habitantes son los problemas principales que necesitan ser atendidos urgentemente. Es por esto por lo que la educación ambiental busca la conciencia crítica e integral de nuestra situación en el planeta, la reflexión sobre el papel del ser humano en el ambiente, así como un cambio de actitud y de cuestionamiento de ideas y conductas. La educación ambiental pretende hacer ver que la naturaleza es un bien universal y no manejable por los intereses particulares de nadie, y está dirigida a toda la humanidad ya que es un problema que nos incumbe a todos. 

Según la UNESCO, para contribuir con eficacia a mejorar el medio ambiente, la acción de la educación debe vincularse con la legislación, las políticas, las medidas de control y las decisiones que los gobiernos adopten, en relación con el ambiente humano. Y esto está claro, es muy importante que se eduque a la sociedad, pero quienes tienen la obligación de actuar son los de ahí arriba, los gobiernos internacionales. Son ellos quienes deben invertir parte de su tiempo, capital y proyectos al cuidado del medio ambiente, a reducir las emisiones, a propulsar el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Deben tener pensamiento crítico y destinar parte de su poder a enfrentarse a esta problemática, asumir responsabilidades en términos ambientales y comprometerse con el desarrollo sostenible para cuidar nuestra sociedad, nuestra economía y nuestro medio ambiente.

Solamente tenemos un planeta, y necesitamos que las personas se sensibilicen y conciencien de todo lo que está sufriendo nuestro planeta, ¿a qué estamos esperando?

Óscar Almeida Sánchez

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Gestión Sostenible del Ambiente. Especializado en Entomología y en Nutrición y dietética deportiva.