/El aumento de la incidencia lleva a algunos países a reforzar las restricciones a los viajeros provenientes de España

El aumento de la incidencia lleva a algunos países a reforzar las restricciones a los viajeros provenientes de España

Desde principios de mayo del presente año la Unión Europea apuntaba a permitir el turismo dentro de los Estados Miembros. Para ello, se puso en marcha un enfoque común en lo referente a las medidas de viaje dentro de los países miembros. Sin embargo, la llamada “quinta Ola” en España ha llevado a algunos territorios a desaconsejar el destino. Aquí, algunas de las medidas que han tomado los países europeos frente al aumento de contagios en España:

Francia desaconseja viajar a España y Portugal por el avance de la Variante Delta:

Clement Beaune, secretario de Estado de Asuntos Europeos hizo un llamado a la población francesa a evitar los destinos ibéricos. Consideró que a los gobiernos de España y Portugal se le fueron las manos con las desescaladas y que el avance de la variante Delta en la región resultaba preocupante. Por ello, invitó a la población a quedarse en Francia o visitar otros países. De momento Francia no ha optado por reforzar las medidas restrictivas frente a España. Sin embargo, la opción no ha sido descartada.

Reino Unido mantiene a España Peninsular y las islas Canarias en su lista ámbar. Sin embargo, flexibiliza restricciones:

En contraposición a las declaraciones del gobierno francés, Inglaterra ha decidido flexibilizar las restricciones de viajes con España. Las islas británicas mantendrán al país ibérico en su llamada lista ámbar (riesgo medio), pero permitirá a los residentes británicos que tengan las dos pautas de la vacuna regresar a su país sin necesidad de hacer cuarentena. La medida entra en vigor el próximo 19 de julio. Hasta la fecha los ingleses que visiten el territorio español tendrán que someterse a una PCR y a cuarentena obligatoria de 10 días.

Alemania incluye a España entre las “zonas de riesgo simple” y desaconseja los viajes al territorio:

Por su parte, Alemania sigue en la misma línea de ideas que Francia. El gobierno alemán tiene puesta toda su atención en el aumento de contagios en España y ve con preocupación el avance de la variante Delta en la zona. Por ello, las autoridades alemanas han decidido colocar al país ibérico dentro de la categoría “zonas de riesgo simple”.

En principio esta nueva medida no tendría mayor repercusión en el turismo, debido a que una prueba PCR o de antígenos negativa, estar vacunado o haber pasado la enfermedad en los últimos seis meses evitaría que los alemanes tuvieran que someterse a cuarentena tras su regreso al país. No obstante, los números de España son preocupantes. En la actualidad el país se encuentra en una incidencia de 179 en conjunto. Si llegara a darse el caso de alcanzar una incidencia de 200 casos por cada 100.000 habitantes Alemania colocaría a la región bajo la clasificación “zona de incidencia alta”. Esto implicaría un aumento en las medidas restrictivas para aquellos que visiten el territorio.

Bélgica recomienda a su habitantes No viajar a España y/o Portugal:

Por su parte el gobierno belga había recomendado a sus residentes desde principio de esta semana evitar los destinos ibéricos. El aumento continuado de los casos en las últimas dos semanas ha puesto a España en una posición incómoda. Bélgica posee un indicador de riesgo similar al de Alemania. Lo países con una incidencia acumulada de más de 50 nuevos casos por cada 100.000 (situación en la que se encuentra España en la actualidad) son considerados de riesgo. Hasta la actualidad el país no se ha decidido a implementar mayores medidas de precaución a las personas provenientes de esta zona. No obstante, el gobierno tampoco lo ha descartado.  

Italia evalúa endurecer las medidas restrictivas para los viajeros que provengan de la península ibérica:

Hasta la fecha Italia no ha extremado sus precauciones. Sin embargo, la Jefa de Prevención del Ministerio de Salud, Gianni Rezza ha señalado que el aumento de los contagios en la región es grave y señala que se está evaluando emprender medidas más estrictas a los viajeros provenientes de estos territorios.   

Otros países miembros de la Unión Europea:

De momento, la mayoría de los países europeos no han cambiados sus restricciones con respecto a la entrada y salida de sus residentes al territorio español. Sin embargo, a pesar de la estrategia común Europea cada país se resguarda el derecho de aplicar las medidas sanitarias preventivas que considere necesarias. Así, en el caso de que continué el aumento de casos dentro del territorio español es posible que el país se vea sometido a nuevas restricciones, incluso para aquellas personas que posean el llamado “Pasaporte COVID”.

 Las medidas preventivas podrían incluir desde la presentación de prueba PCR o de antígenos al entrar al país hasta la cuarentena obligatoria en el domicilio de la persona o un hotel señalado por las autoridades. Medidas que podrían resultar más que disuasorias para el turismo extranjero. Esto, sumado al ya conocido impacto económico del coronavirus sobre el turismo podría poner a este sector en una situación compleja.

María Andrea Sandia Perdomo