/El Mariquelo subirá este año a la catedral en memoria de los fallecidos y enfermos de COVID-19

El Mariquelo subirá este año a la catedral en memoria de los fallecidos y enfermos de COVID-19

Ángel Rufino, actual mariquelo, definía la subida de este año como algo puramente charro, un ascenso sobrio, austero y digno. La autentica charrería pura y dura.

El próximo sábado, 31 de octubre a las 11:30 horas, se procederá a cumplir con la tradición del Mariquelo, quien ascenderá a la catedral nueva de Salamanca vestido con el traje regional y representando a todos los salmantinos y charros en este año tan atípico. Ángel Rufino dedica el ascenso a todas aquellas personas que han fallecido o que están enfermos por COVID-19, así como sus familiares.

Esta tradición cuenta con un gran apoyo por parte de los salmantinos, pero también por personas provenientes de diferentes partes de España y del mundo.

Esta costumbre conocida en todos los países, nace el 31 de Octubre de 1755, cuando aconteció famoso terremoto de Lisboa. El temblor se extendió hasta la ciudad de Salamanca, y la gente, pensó que era el fin del mundo. Por este motivo estas personas se ocultaron en la catedral donde las campanas sonaban a causa del temblor del terremoto. Al no haberse producido víctimas en la ciudad el Cabildo Catedralicio promulgó un Edicto, en el que se decía que todas las vísperas de los Santos se subiría una persona a tocar esa campana en acción de gracias a Dios, a la vez que lo haría igualmente al pináculo para medir anualmente la inclinación De la Torre sacudida por el temblor.

‘Los Mariquelos’ era entonces la familia encargada de ejecutar lo distintos toques de campanas así como con la tradición. De ahí que hoy en día la persona encargada de subir sea conocido como ‘El Maniquelo’.

Sonia Sánchez.