/El número de personas voluntarias activas aumenta un 50% en Salamanca

El número de personas voluntarias activas aumenta un 50% en Salamanca

La concejala de Participación Social y Voluntariado, Almudena Parres, ha presentado hoy el estudio ‘El voluntariado en Salamanca y su situación frente al Covid-19’, con el que no sólo se pretender identificar las principales tendencias y nuevas situaciones derivadas de la pandemia, sino también realizar una completa radiografía del voluntariado en la ciudad para ayudar a diseñar desde el Ayuntamiento las líneas estratégicas y de actuación.

Tras llevarse a cabo un cuestionario telefónico con 114 entidades sociales y 12 entrevistas en profundidad a actores sociales con un alto grado de conocimiento del tejido asociativo salmantino, la principal conclusión es la creciente solidaridad de los ciudadanos. Con fecha de marzo de 2020, en Salamanca había 4.743 voluntarios activos, en torno a un 50% más que en 2016, cuando se realizó un estudio similar sobre el voluntariado en la ciudad. Por su parte, la cifra de socios se sitúa en 19.913.

El tejido asociativo de Salamanca es disperso y heterogéneo. El 24% de las entidades tienen entre 10 y 25 voluntarios activos, y el mismo porcentaje aquellas que oscilan entre 26 y 50 voluntarios. Respecto al número de socios, las entidades micro son las más frecuentes, pues el 53% tienen menos de 30.

El estudio también refleja el número de personas voluntarias dependiendo del ámbito de actuación al que pertenezca la entidad con la que colaboran, teniendo en cuenta que alguna desarrollan su actividad en varios ámbitos. La mayoría lo hace en los ámbitos social, educativo y sociosanitario, con un ámbito de actuación local y provincial, siendo los principales colectivos beneficiados los adolescentes, las personas con discapacidad y las personas mayores.

Respecto al perfil del voluntariado, el 52% tienen entre 18 y 35 años, el 73% son mujeres y el 73% permanecen más de un año prestando su colaboración de forma continuada. Para favorecer esta situación, el 71% de las entidades tiene un Plan de Gestión del Voluntariado, el 94% una programación de actividades y el 80% una evaluación de procesos.

En cuanto a las tareas que desempeñan los voluntarios, destacan la sensibilización social y la elaboración y desarrollo de campañas. La formación básica y la formación específica orientada a una determinada tarea son impartidas por más del 70% de las entidades salmantinas, contando para ello con espacios y aulas, además de acuerdos de colaboración con otras entidades.

También cabe destacar el incremento del voluntariado virtual debido a las consecuencias de la pandemia en cuanto a restricciones de movilidad y limitación del número de personas en un lugar. Así, se ha producido un importante aumento del uso de canales que posibilitan las nuevas tecnologías, principalmente para formación e información.