/El reavivar de Samhain, la “fiesta de los espíritus” precedente de Halloween

El reavivar de Samhain, la “fiesta de los espíritus” precedente de Halloween

La fiesta del fin del estío supone una gran transición y es el momento de año en el que el límite entre distintos mundos se halla más borroso. La noche del 31 de octubre no se reduce para todos a disfrazarse y repartir dulces a los niños…

Samhain, la celebración celta precedente de Halloween, tiene un gran peso religioso y espiritual. Sus costumbres han sido mantenidas con vida por los mismos descendientes de familias celtas y por otras tradiciones paganas. La “fiesta de los espíritus” es especialmente significativa para las tradiciones druídicas, pues esta época del año se considera ideal para contactar con sus ancestros. A diferencia de gran parte de sus ritos, llevados a cabo bajo la luz del Sol del mediodía, los ritos de final de verano se celebran principalmente por la noche.

Si es cierto que cada vez más gente es consciente de la existencia de Samhain, no todos nos preocupamos por entenderlo mejor y apreciarlo. Aquí te dejo algunas de las formas tradicionales de celebrarlo entre paganos:

La preparación de ungüentos con manzanas.

Algunas de las tradiciones, como la de hacer procesiones con difuntos o recoger manzanas en el bosque, no son asequibles para todos, pero son fácilmente adaptables; la confección de ungüentos con vegetales y frutos de la época en casa es entretenido y práctico. El ungüento se puede usar después para curar cicatrices, quemaduras leves, inflamaciones y sequedad de la piel.

Caminatas de otoño

Samhain precisa el final de la mitad iluminada del año y el descenso a la mitad oscura. Simbólicamente, se puede interpretar como un momento para trabajar en la introspección y arraigarse. Una forma de hacer esto es pasear, abrazando la terrenalidad, contemplando los colores de las hojas, recogiendo hierbas, advirtiendo el olor de la tierra… es un período perfecto para apreciar los cambios no solo en la naturaleza, sino también en uno mismo.

¿Año Nuevo?

Samhain es el comienzo del año en el calendario celta, por lo que llamarlo Año Nuevo no suena tan descabellado. Llevar a cabo baños rituales con sales, pieles de naranja, crisantemos y pensamientos es una buena manera de comenzar una nueva etapa con buen pie. Muchos individuos optan por fijarse propósitos, del mismo modo que harían en el Año Nuevo cristiano.

Disfrutar de los alimentos de año

Disfrutar de la comida de la época del año es una manera de apreciar los cambios. Se pueden hacer recetas con castañas, boniatos, calabazas, manzanas, verduras de finales de otoño, etc. ¿Quién se negaría a probar pasteles de calabaza y bizcochos de castañas?

Guiar a los difuntos de vuelta

En la cena del 31, los celtas celebraban la cosecha, preparando comida de más para agradecer la ayuda a sus ancestros. Las bebidas típicas que se comparten con ellos son vino caliente, sidra y aguamiel. Para atraer a las ánimas de seres queridos fallecidos, tradicionalmente se enciende un carbón dentro de un nabo o de una calabaza, para así iluminar su camino. Establecer un altar familiar puede ser muy significativo en esta época.

Dumb supper

El honrar a los familiares va más allá en la tradición de nombre dumb supper (cena silenciosa), que, aunque no se originó en Samhain, es muy apropiado para la fecha, pues es cuando la línea entre distintos mundos se halla más confusa. Este acto consiste en cenar en silencio a la luz de las velas con un grupo de personas que hayan invitado a sus difuntos familiares o amigos a unirse a ellos de forma activa. Para ello se llevan objetos y fotos pertenecientes a los fallecidos y se colocan en el altar previamente preparado. Algunos optan también por dedicarles cartas y llevarles flores funerarias. 

Ahuyentar a los espíritus indeseados

¡Claro está que no todos los entes son bienvenidos! Tradicionalmente, se hacían grandes hogueras para asustar a los malos espíritus, pero encender una vela dentro de un cráneo o de una calabaza puede llevar a cabo la misma función. Según la tradición, si eso no es suficiente, se deja la comida sobrante fuera de la casa con la esperanza de que los espíritus indeseados se conformen con las sobras y no entren a molestar. Además de ello, se colocan estratégicamente las famosas calabazas talladas con caras macabras para espantarlos.

Otras festividades de interés…

Samhain no es la única festividad pagana que se sigue celebrando. La Rueda del Año es un calendario formado por festivales germánicos y gaélicos que marca 8 etapas (Samhain, Yule, Imbolc, Ostara, Beltane, Litha, Lughnasadh y Mabon), de la cuales Samhain es la primera. Este es el calendario que a día de hoy siguen la gran mayoría de paganos, neopaganos y practicantes de brujería del movimiento espiritual New Age, desencadenado en el reavivar de celebraciones precristianas como Samhain.

Este año Samhain coincide con la Luna Llena Azul por primera vez desde 1994. ¿Por qué no aprovecharlo para celebrarlo de manera especial?

Paula Pedroso, estudiante de Estudios de Asia Oriental.