/La esperanza del fútbol base

La esperanza del fútbol base

Las categorías inferiores de fútbol base de la mayoría de los equipos de Salamanca ya han reactivado sus entrenamientos a pesar de que las ligas provinciales todavía no han comenzado por la pandemia del COVID-19. Por el contrario los equipos salmantinos de categorías regionales ya han empezado sus respectivos campeonatos hace una semana.

Para muchos jóvenes su rutina preferida comenzaba los sábados. El esfuerzo de toda una semana entrenando con frío, lluvia y en algunas casos barro tenía como resultado llegar al vestuario, después de desayunar rápido para que te diera tiempo a guardar las botas de fútbol y la equipación en la mochila. Después de que tus padres te desearan suerte antes de encontrarte con tus amigos y escuchar la alineación del míster, en la que un día más tenías la suerte de salir como titular. Salir a calentar, sentir el balón y el césped húmedo de una mañana de invierno. Sentir los nervios de antes de empezar, enfrentarte al primer clasificado y salir a dejarte todo el campo…

Esta rutina se cortó de golpe hace ya más de 9 meses. El fin de semana del 6 de marzo sería la última jornada de una aparente normalidad que ahora se ha convertido en lo que parece una ‘realidad’ paralela envuelta por mascarillas, geles hidroalcohólicos y por supuesto, sin el comienzo de muchas de las ligas provinciales que tanto se echan de menos en los campos de la capital charra.

CD Navega

En la ‘Primera Regional Juvenil’ Zamora y Racing Club Benavente están encuadrados con seis equipos salmantinos en el ‘Grupo B-2’. Navega, Guijuelo, Salamanca CF UDS, Unionistas de Salamanca, Villamayor y Hergar Helmántica. Solamente se ha disputado una jornada de esta competición en la que se demostró que el ritmo de competición aún no es el más óptimo. Algunos equipos solamente han tenido un mes de preparación, como por ejemplo el CD Navega. Su entrenador, Rubén Díaz Coco nos contó cómo había sido la decisión de comenzar otra vez los entrenamientos tras tantos meses de inactividad: ‘’Las fechas nos las dijeron de un día para otro, los jugadores querían empezar la temporada. El club y el cuerpo técnico decidimos que ellos eran los que tenían que decidir si querían o no participar en la liga. ’’

El entrenador del conjunto charro expuso las dificultades en los primeros entrenamientos para no tener un contacto total entre los componentes de la plantilla: ‘’Tienes que tener cierto contacto en el entrenamiento, porque si no en los partidos no lo puedes dar a mostrar. Cuando nos cambiamos o calentamos siempre mantenemos

cierta distancia. Pero luego en lo que son las transiciones, posesiones o ‘rondos’ necesitamos de ese contacto para poder realizar bien los ejercicios. ’’

Pudimos conocer también su opinión respecto al uso de la mascarilla en los encuentros ya que es una decisión que ha tomado la Federación de fútbol madrileña y que se ha hablado en algunos casos para reducir el número de contagios: ‘’ Yo lo veo inviable, lo probé el primer día con los chavales, en nuestro primer entrenamiento y lo vi muy difícil ’’

El capitán del equipo rojiblanco, Adrián Romo también habló de lo que han sido para él estos primeros entrenamientos tras un parón tan largo y por supuesto el motivar a una plantilla que hacía tanto tiempo que no competía: ‘’Es difícil después de 7 meses parados, vamos cogiendo confianza con el balón, vamos rodando y asimilando los conceptos que nos dice el míster, acabamos de empezar y nos queda mucho por recorrer en esta temporada ’’

Para estos chicos es difícil no tener motivación tras tanto tiempo sin poder hacer lo que más les gusta. Está claro que ningún comienzo es fácil, pero como declaró Romo: ‘’El grupo está formado desde hace años aunque han venido compañeros nuevos, lo importante es hacer una piña y divertirnos con el balón como siempre’’

Entrevista Rubén Díaz Coco (Entrenador Juvenil Regional NAVEGA)

-¿Cómo habéis asimilado que la Liga haya comenzado de un día para otro y de manera tan precipitada?

Las fechas nos las dijeron de un día para otro, los jugadores querían empezar la temporada. El club y el cuerpo técnico decidimos que ellos eran los que tenían que decidir si querían o no participar en la liga. Nos dejaron un mes solamente de pretemporada por delante, y bueno, lo hemos preparado como hemos podido. Quieras que no es un período muy corto, la situación es muy extraña, hay que tener cierta distancia, es un deporte de contacto.

– Otros ejercicios no han hecho este tipo de ejercicios pero claro ¿Vosotros necesitáis tener esa intensidad de competición no?

Tienes que tener cierto contacto en el entrenamiento, porque si no en los partidos no lo puedes dar a mostrar. Cuando nos cambiamos o calentamos siempre mantenemos cierta distancia. Pero luego en lo que son las transiciones, posesiones o ‘rondos’ necesitamos de ese contacto para poder realizar bien los ejercicios.

-¿Cómo verías la posibilidad de jugar la liga con medidas nuevas como la implantación de mascarillas?

Yo lo veo inviable, lo probé el primer día con los chavales, en nuestro primer entrenamiento y lo vi muy difícil, a los 5 minutos les dije que se bajaran las mascarillas y continuamos entrenando sin ellas. Respirar todo el rato dióxido de carbono puede llegar a producir un desmayo y puede ser en algunas ocasiones muy peligroso.

¿Cómo se activa la mentalidad de unos chavales que tienen ganas de jugar al fútbol pero la incertidumbre de ‘’no saber’’ puede afectarles?

Intentamos evadirnos todo lo posible, de lo externo, es decir, nosotros nos limitamos a hacer lo que nos gusta, que es jugar al fútbol. Hasta que no nos comunique nada el director deportivo, nosotros seguimos en la misma línea, y si no nos dicen que se para la competición nosotros tenemos que seguir entrenando día a día y seguir con nuestra rutina.

Entrevista (Jugador Adrián Romo García, Juvenil Regional NAVEGA)

– ¿Después de tanta inactividad como se asimila tener que volver a la rutina de los entrenamientos y de una liga tan inesperada?

Es difícil después de 7 meses parados, vamos cogiendo confianza con el balón, vamos rodando y asimilando los conceptos que nos dice el míster, acabamos de empezar y nos queda mucho por recorrer en esta temporada.

– Como capitán tienes la responsabilidad de que tus compañeros cojan esa intensidad competitiva de la que ahora podéis carecer ¿Cómo podéis hacer esto?

Motivarles, divertirnos con el balón, ser una piña. Yo creo que lo demás ya va rodado y creo que vamos en el buen camino, este grupo está formado desde hace años aunque han venido compañeros nuevos y creo que nos va a ir bien.

– ¿El objetivo en esta temporada es mantener la categoría o Liga Nacional?

Creo que al no haber tenido una pretemporada como siempre no podemos empezar con la misma fuerza que otros años, aun así todos queremos ascender a Liga Nacional, pero creemos que lo más importante es mantener la categoría, y luego dependiendo de cómo vayan las cosas marcarnos otros objetivos durante la temporada.

Óscar Hernández Quijada

Graduado en Periodismo

Estudiante del máster de periodismo deportivo en MARCA.