/La gran conjunción de Júpiter y Saturno: comienza la Era de Acuario

La gran conjunción de Júpiter y Saturno: comienza la Era de Acuario

En la astrología, se ponen en relación los eventos astronómicos y su periodicidad con los ciclos la vida y, por tanto, con nuestro día a día. El acontecimiento astrológico más significativo de las últimas décadas es la conjunción entre Saturno y Júpiter. Aunque esta conjunción ocurre cada 20 años, su relevancia astronómica se debe a la cercanía a la que estarán los planetas, además de que no se alinea con la Tierra desde 1226. La aproximación más cercana data de 1623, pero el arco del Sol no permitió verla. 

El peso de las conjunciones y ciclos astrológicos. Transición

Las conjunciones en general son interpretadas en la astrología como puntos de transición. Cada planeta tiene sus cualidades, y, por tanto, la combinación de cada conjunción da paso a algo diferente. También se tiene en cuenta el momento y lugar (o lo que es igual, el signo) en el que se da la conjunción a la hora de interpretar sus características y sus posibles efectos. Al juntarse dos astros, se inician ciclos planetarios, que se componen de unas 40 conjunciones.

Volviendo a esa idea de transición, este evento, coincidirá con el día del Solsticio de Invierno, el 21 de diciembre, período en el que las noches se alargan y los días se acortan, y en el que las mareas se alteran; se acaba la bajamar y comienza la pleamar. Coincide, además, con el tiempo al que los romanos llamaban Saturnalia (17-22 diciembre), justo antes del cumpleaños de Sol Invictus, el Sol Inconquistable. En estas fechas, a los romanos de clase baja se les permitían actividades normalmente reservadas a los de clase alta, y toda la propiedad pasaba a ser pública. Esto denota una era de transferencias, quizá de poder. Estas asociaciones son especialmente significativas por la conjunción de los dos planetas mencionados.

Finaliza la Era de Piscis

Saturno y Júpiter se aproximan tanto solo cada casi 400 años, por lo que ya es un evento celeste recalcable de por sí, pero por añadidura da paso al cambio de Piscis a Acuario. Estos dos planetas llevan coincidiendo en signos de tierra desde 1802, pero en este acercamiento se trasladan al elemento aire, inaugurando un nuevo paradigma. Tradicionalmente, los cambios de un elemento a otro en las conjunciones indican que el orden mundial y social se reversa; el núcleo del mundo pasa de ser occidente a ser oriente, por ejemplo.

Saturno y Júpiter

En la Antigua Grecia, los “planetas superiores” eran Saturno y Júpiter, a los que llamaban “cronocratores” (planetas con poder sobre los tiempos).

Júpiter es el planeta de expansión, crecimiento, justicia, ideales y metas más altas. Se cree que en esta ocasión tendrá gran impacto en la ley y en la religión. En la astrología china Júpiter corresponde al signo de la cooperatividad, madera. En la tradición hindú, se le llama gran maestro.

Saturno, por su parte, es el planeta de la austeridad, restricción, ambición, control estricto, el final y la muerte. En la astrología china, Saturno se rige por el elemento Tierra, que es trabajador y confiable. En la alquimia y la adivinación, el signo de tierra siempre rige lo tangible, la propiedad. En la astrología hindú, representa la longevidad, que a su vez porta dolor.

Acuario. Signo de Aire

Como ya hemos mencionado, la conjunción del 21 de diciembre se dará en el signo de aire Acuario, dando paso a la Era del Acuario, que durará hasta 2199.

El signo de Acuario en concreto está estrechamente relacionado con la creatividad y la universalidad. Cuando los planetas se encuentran en Acuario, se ve un auge en el espíritu cientificista y revolucionario. La creatividad de Acuario se combinará con la estructura y organización de Saturno. Estando Saturno en este signo en diferentes épocas, presenciamos la primera transmisión audiovisual transoceánica, la creación de Internet y el fin de la URSS, entre otros acontecimientos.

Si observamos la última conjunción de los Saturno y Júpiter en el elemento de aire, veremos que coincide con la apertura dentro del sistema feudal, aparición de la filosofía escolástica y la creación de las primeras universidades.

CAMBIOS A ESPERAR EN LA NUEVA ERA

En su libro Aion, Carl Jung predijo que en la Era de Acuario la voz de la razón o conciencia, que hasta ahora ha sido una voz de naturaleza espiritual, pasará a ser “una voz del mundo material”. Esto quiere decir que la espiritualidad genuina, no manipulada, pasará a ser más escuchada. Esto podría dar paso a la erradicación parcial de estructuras opresivas de la ley. 

Se predicen movimientos revolucionarios. Según astrólogos magrebíes la conjunción de Júpiter con Saturno significa el traspaso del poder y la desaparición de las religiones como regentes de las naciones. Podemos esperar una estructura socioeconómica diferente y la reorganización de las relaciones sociales. 

El gran evento cósmico que es la conjunción de Saturno y Júpiter marca la transición a la Era de Acuario, en la que el aforismo griego “conócete a ti mismo” que tanto gusta usar a los estudiantes del esoterismo parece clave, pues para el nivel de conciencia universal mayor que llega, cómo adopte este cambio el individuo será esencial.

Paula P. López.

Estudiante de estudios de Asia Oriental