/Las utilidades de los insectos: EL ALIMENTO DEL FUTURO

Las utilidades de los insectos: EL ALIMENTO DEL FUTURO

La biotecnología se considera una alternativa para el desarrollo tecnológico del futuro, mediante el uso de organismos, componentes o sistemas biológicos para la obtención de bienes y servicios. Concretamente, la biotecnología verde es la relacionada con la agroalimentación. 

Es en este campo donde encontramos una actual y novedosa forma de producción relacionada con la cría y transformación de insectos para uso animal y humano.  Existe un tipo de escarabajo llamado Tenebrio molitor, más comúnmente conocido como “escarabajo de la harina” o “escarabajo molinero”, cuya composición y propiedades se centran en más de un 50% de proteína, cerca del 30% de ácidos grasos y una gran cantidad de fibra (debido a la quitina que contiene la cutícula del cuerpo del insecto, digamos, su “piel”). Por tanto, T. molitor se considera un superalimento ya que, por una parte, es un alimento completamente natural y, por otra, aporta buena cantidad de energía. Es importante saber que no es comestible en estado adulto (escarabajo), pero sí en estado larvario. 

No se trata de una especie patógena para los humanos ni animales, ni tiene efectos nocivos para la salud, sino todo lo contrario. Es un insecto que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomienda para su consumo. Hace poco la Unión Europea ha permitido que la producción de T. molitor se use para la alimentación humana: “es un alimento seguro (…) autoriza su consumo en forma de insecto seco como aperitivo o como ingrediente en distintos productos alimenticios, como galletas, pasta o polvo de productos proteicos”, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Es entonces cuando entra en juego el papel fundamental de la empresa española biotecnológica “TEBRIO” de Salamanca (anteriormente llamada MealFood Europe y fundada en 2014); se trata de una de las empresas pioneras en la cría industrial y transformación de insectos en Europa.

Ahora, ¿cómo es posible que estos insectos se produzcan para distintas aplicaciones y qué ventajas tiene? Pues bien, la producción de T. molitor mediante su cría y transformación se lleva a cabo a través de una economía circular, una forma sostenible de producción sin desperdicios y con mínimo impacto ambiental. Se basa en favorecer a la industria agroalimentaria mediante la producción con niveles mínimos de huella de carbono y gases de efecto invernadero (GEI), como son el metano y el amoníaco y, consecuentemente, mitigar el cambio climático.

Este modo de producción biotecnológica permite el aprovechamiento de los recursos naturales para conseguir un modelo de producción sostenible, cuidadosa con el medio ambiente e innovadora mediante la cría de insectos: usa muy poca agua para su producción, no utiliza grandes cantidades de suelo fértil y no contamina.

Las distintas aplicaciones que se pretenden conseguir son esencialmente la alimentación animal como ingrediente en las dietas de los animales de granja (sobre todo rumiantes), alimentos proteicos para deportistas, fertilizantes orgánicos, sectores de cosmética, agricultura, nutrición vegetal y bioplásticos.

Gracias a este tipo de producción, se puede conseguir un equilibrio entre producción y naturaleza, una gestión sostenible de los recursos que nos brinda el medio, la mitigación del impacto climático de la agroalimentación, así como conseguir los objetivos europeos del cambio climático de cara al 2050.

Óscar Almeida Sánchez

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Gestión Sostenible del Ambiente. Especializado en Entomología y en Nutrición y dietética deportiva.