/Los comerciantes del casco histórico de Salamanca reclaman ayudas directas para evitar más cierres por el COVID19

Los comerciantes del casco histórico de Salamanca reclaman ayudas directas para evitar más cierres por el COVID19

Desde el mes de marzo, la falta de movilidad y la inexistente llegada de turistas por el COVID-19 ha sumido en una crisis sin precedentes a los comerciantes del casco histórico de Salamanca. Esta realidad, la que viven actualmente los miembros de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja de Salamanca, ACCIVISA, ha sido el eje transmisor del encuentro de la Asociación con el director general de Comercio y Consumo de la Junta de Castilla y León, Luis del Hoyo.

Durante su transcurso, Azucena Hernández, presidenta de ACCIVISA y María José Pascual, vicepresidenta de la asociación integrada en CEOE CEPYME Salamanca, han reclamado “ayudas económicas directas para un sector que lleva cerca de un año sin ingresos y que descubre cómo día a día se cierran nuevos negocios”.

Hasta la fecha, ACCIVISA ha cifrado en un 20% el número de comercios de interés turístico que han tenido que cesar su actividad en la capital salmantina desde el inicio de la crisis del COVID19.  

Ante esta realidad, los comerciantes del casco histórico de Salamanca han solicitado a los representantes de la dirección general de Comercio y Consumo de la Junta de Castilla y León el reconocimiento a su singularidad con la creación de un registro y un sello distintivo para estos negocios, y la apertura de sus negocios en los periodos de Puentes, fines de semana, domingos y festivos que permita coordinar y crear de manera más eficiente las ayudas y apoyos al sector.

En este sentido, ACCIVISA ha agradecido la implicación y receptividad de la dirección general de Comercio y Consumo de la Junta de Castilla y León con las peticiones de los negocios de interés turístico, manteniendo una comunicación fluida entre ambas partes  

Finalmente, los comerciantes del casco histórico de Salamanca han acogido con satisfacción el anuncio de que la dirección general se comprometa a trabajar en la creación de una línea de ayudas específicas para gastos corrientes de estas empresas con el fin de paliar los efectos de la pandemia.