/Nueva medida amiga del peatón y en compromiso con el medio ambiente por parte del Ayuntamiento de Salamanca

Nueva medida amiga del peatón y en compromiso con el medio ambiente por parte del Ayuntamiento de Salamanca

Esta mañana, el alcalde, Carlos García Carbayo, en rueda de prensa anunciaba que Salamanca, con un 23,7% de calles peatonalizadas, a partir de esta semana semana incrementa sus zonas ”amigas” del peatón.

Un total de 214 calles de la ciudad se convertirán calles residenciales con una velocidad máxima reducida a 20km/h. Dichas calles están situadas en 12 zonas de la ciudad y poseen como particularidad que los peatones adquieren prioridad, seguidos de las bicicletas y por último los vehículos.

Dentro de unos días dará comienzo la señalización de las zonas y será un periodo de tres meses, el tiempo utilizado para hacerlas fácilmente reconocibles. Carbayo, ha concretado, que el inicio de esto empezará a contarse dentro de los próximos días y durará hasta finales del mes de febrero. Para garantizar que todos conozcan esas modificaciones, la policía local controlará el correcto cumplimiento de estas e informará a la población sobre estas nuevas zonas.

Según ha detallado, en este mes de diciembre, seis de esas zonas ya estarán en funcionamiento. En concreto, se trata de las zonas del Barrio de San José, Barrio de La Vega, Ciudad Jardín, Barrio del Carmen, Barrio del Rollo y Puente Ladrillo, a las que se sumarán, entre enero y febrero, las zonas situadas en los barrios de Pizarrales, Garrido Norte, Barrio Blanco, Barrio del Oeste, Barrio de San Vicente, así como la Calle Crespo Rascón y sus alrededores.

En detalle, en el Barrio de San José se reducirá la velocidad a 20 Km/h en 14 calles; mientras que en el Barrio de la Vega la medida se aplicará en 15 calles; en Ciudad Jardín llegará a cuatro vías; en el Barrio del Carmen a 12; en el Barrio del Rollo a 17; y en Puente Ladrillo se extenderá a un total de 16. Por otra parte, en el Barrio de Pizarrales 35 vías se convertirán en calles residenciales; otras 18 lo harán en Garrido Norte; 24, en el Barrio del Oeste; 14, en el Barrio de San Vicente; y otras 20 calles reducirán su velocidad a 20 Km/h en Crespo Rascón y su entorno.

En las calles de dos o más carriles, la velocidad quedará reducida a 50km/h aunque de acuerdo con último real decreto, a partir del 11 de mayo la velocidad quedará reducida a 30km/h.

Según informaba el alcalde, el objetivo de esto es proteger a los vecinos de los barrios y apoyar así a la seguridad vial. Recordemos pues que Salamanca ha sido premiada por la Asociación de Ingenieros de Tráfico y Técnicos de Movilidad, con el Premio Visión Zero por no registrar fallecimientos por atropellos en 2019.

Todo esto, se trata por tanto de una triple apuesta por el peatón, la reducción de la contaminación y la seguridad vial.

En cuanto al tema de la regulación de los patinetes, el Ayuntamiento esta esperando a que se dicte una regulación definitiva.

Sonia Sánchez