/¿Son seguras las vacunas contra la COVID-19?

¿Son seguras las vacunas contra la COVID-19?

Desde que en España se empezó a hablar sobre la creación de la vacuna para poder acabar con el virus, fueron muchos los que vieron la luz al final del túnel. Sin embargo, otro gran número de personas dudaron sobre la fiabilidad y consecuencias de la misma. 

Las últimas informaciones de la vacuna, como por ejemplo el pronunciamiento de la Agencia Europea del Medicamento que confirmó que su uso podía causar coágulos inusuales en la sangre, han generado una notable desconfianza entre los españoles. 

Tras esta noticia, se ha multiplicado el número de personas que no han acudido a su cita para vacunarse o  directamente la han rechazado. 

Según refleja el último informe del CIS, aproximadamente el 6,5 % de la sociedad española no está dispuesta a vacunarse cuando llegue su turno y el 5 % no ha decidido si lo hará o tiene dudas.

El médico Salvador Macip i Maresma, considera que se ha exagerado el problema. Ante la desconfianza de la población y para explicar los riesgos de la inoculación masiva de estas terapias, expertos de la UOC (Universidad Oberta de Catalunya) han elaborado un decálogo con argumentos científicos.

¿Por qué sí debes vacunarte? 

Los investigadores de la UOC han elaborado un listado con 10 argumentos:

1. Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, pero sus beneficios son muy superiores a los riesgos que se asumen.

2. Desde el comienzo de la vacunación, los fallecimientos en residencias de ancianos se han reducido drásticamente.

3. Las vacunas son las terapias más seguras y los posibles riesgos de las vacunas son poco probables.

4. Las vacunas basadas en ARN se llevan estudiando desde hace veinte años.

5. Los riesgos derivados de la COVID-19 son muy superiores, con riesgo de muerte, que las poco frecuentes trombosis derivadas de las vacunas.

6. No realizar una vacunación masiva prolongará la pandemia durante mucho más tiempo.

7. La vacunación masiva permite la vuelta a la normalidad y la recuperación paulatina de la normalidad.

8.Si ante una primera dosis no ha habido reacción, el riesgo de sufrir algún tipo de efecto secundario con la segunda dosis es mínimo.

9. Los profesionales sanitarios y el personal de residencias han sido los primeros colectivos en vacunarse y los efectos secundarios graves apenas han existido.

10. Vacunarse es un acto altruista: no solo se protege uno mismo, también contribuye a la protección de toda la sociedad, especialmente de aquellas personas inmunodeprimidas que no pueden optar a este tipo de terapias.

  • Fuente: Diario Sur

Aún así, Salvador Macip i Maresma entiende el miedo y la inseguridad de cierta población por ser vacunados contra la COVID-19, pero sostiene que es verdad que la decisión de vacunarse es algo individual, pero en gran parte, también es una decisión comunitaria, “no vacunarse afecta a la sociedad y a la gente de nuestro entorno, por lo que hay una parte de responsabilidad civil”.

Según varios investigadores, lo más importante es ofrecer información veraz y contrastada, al igual que hacer caso solo a medios fiables debido a la aparición constante de fake news. Recalcan que los datos se deben ofrecer de una forma que resulte de fácil comprensión para el público en general y que explique los datos en su contexto, no destacando únicamente los acontecimientos puntuales, como los trombos, sino también datos como puede ser el porcentaje de personas que los sufren en comparación con los efectos adversos de medicamentos mucho cotidianos.

Manuel Diego Berrocal